domingo, 12 de febrero de 2017

Lecturas del mes - Enero 2017

Tenía fe en que este mes de enero podría recuperar mi ritmo lector del año pasado, pero está claro que la vida tiene otros planes para mí. Tendré que empezar a ser más realista y asumir que si quiero llegar a todo (escribir, ver series, vivir, etc.) no podré mantener el ritmo. Para compensar las pocas ganas que tenía de leer (lo reconozco, he tenido la cabeza en otras partes, sobre todo en un par de concursos de relatos) me he puesto con algunos cómics que hacía días que me hacían tilín. Pero no sé si ha sido precisamente por tener tan pocas ganas de leer que la mayoría de ellos no me han parecido nada del otro mundo. No es que pueda decir que sean malos, pero no me han llegado como pensaba que lo harían. Eso sí, tengo que decir que hay una cosa que me ha gustado muco de todos ellos: la ilustración. Cada uno con su estilo, pero todos preciosos.

ARCHIE VOL. 1, Mark Waid y Fiona Staples


Actualización de un clásico del cómic de instituto americano, de la mano del guionista Mark Waid y con ilustraciones de Fiona Staples. El cómic nos cuenta la historia de Archie, un chico de 17 años que lleva toda la vida saliendo con la misma chica, Betty, y con la que rompe por “el incidente del pintalabios”, algo que no sabemos qué es hasta prácticamente el final del cómic. Mientras la historia nos va dando pistas al respecto, los amigos de la pareja intentan por todos los medios hacer que se reconcilien. Pero entonces llega al instituto Verónica, una nueva alumna, muy pija y muy mandona, en la que Archie se fija enseguida y que complicará aun más las cosas entre Archie y Betty.
No sé muy bien qué decir de este cómic. Lo que sí tengo claro es que no es para nada lo que yo esperaba. Para empezar, la historia me ha producido un montón de sentimientos encontrados. Por una parte me ha gustado el hecho de que fuera como una de esas típicas películas o series americanas de instituto que me gustaba ver cuando era adolescente, con los mismos conflictos, los mismos personajes y el mismo entorno. Pero, precisamente por eso, me he sentido decepcionada con la lectura, porque esperaba más de esa puesta al día que promete la sinopsis, y no sólo que se cambiaran las llamadas por teléfono por llamadas a móvil. Y es que en el fondo estamos ante más de lo mismo: personajes estereotipados y situaciones trilladas. El autor intenta darle una vuelta a alguno de esos estereotipos, haciendo que, por ejemplo, Betty sea una chica a la que siempre han considerado muy "masculina" por sus aficiones, pero que llegado cierto punto también quiera explorar su feminidad, arreglándose o usando maquillaje. O como hace también con Verónica, que aunque sea la típica pija manipuladora e insoportable acabe demostrando que también tiene su corazón y no sólo actúa por intereses. O como ocurre también con Jughead que no es típico el amigo graciosillo que se espera del tipo más popular del instituto, sino un chico bastante asocial y distante con un modo muy peculiar de ver el mundo.

Pero aun así la sensación que me ha dejado la historia en general es que todos esos intentos se quedan en la superficie y acaban pareciendo incluso banales (algo que sentí especialmente cuando descubrí qué era el “incidente del pintalabios” y cómo estaba llevado en relación al resto de la historia).
De todos modos, y a pesar de que el cómic no me ha terminado de convencer, me gustaría leer el segundo cuando salga, para ver cómo se desarrolla todo y si el autor ahonda más en esos temas que en este primer tomo sólo trató por encima.



 EL MONSTRUO DE AL LADO VOL. 1, Robico


Últimamente he salido bastante escaldada de mis intentos de reconciliarme con el shojo (quizás es que se me está pasando la edad, o que cada vez tolero menos ciertos comportamientos habituales en los mangas). Pero, en mi empeño de encontrar algún manga que pudiera hacerme revivir lo que sentí con otros mangas como KareKano o Lovely Complex, y puesto que había oído halar maravillas de Tonari no kaibutsu-kun (nombre original de este manga), en cuanto me enteré de que salía en español decidí darle una oportunidad.
Pero la cosa no cuajó. 
Mizutani es una chica muy fría y distante a quién sólo le preocupan sus notas. Pero un día, una profesora le pide un favor a cambio de unos libros que Mizutani necesita para estudiar: tiene que llevarle los apuntes a su compañero de clase que no se presenta en la escuela desde el primer día de clase.
Yoshida es un chico muy borde que tiene cero habilidades sociales y que trata mal a la gente sin apenas darse cuenta. Eso hace que todo el mundo lo tema. Pero eso sólo hace que Yoshida acabe cogiendo miedo al instituto, porque teme que todos le miren con terror en clase. Por eso deja de asistir a la escuela
Entonces Mizutani y Yoshida se conocen y entablan una extraña amistad, que a base de malos entendidos y poca comprensión acaba derivando en algo más. Porque aunque al principio Mizutani ayuda a Yoshida sólo por obligación, acaba viendo que en realidad no es mal tipo, sino un poco tonto. Mientras que Yoshida ve en Mizutani a la única persona que lo trata con normalidad y no le tiene miedo, le diga lo que le diga.
Se supone que la historia, más que de amor (que también) es de humor. Pero para mi gusto lo he encontrado un humor muy forzado. Ella es una chica muy fría que no siente nada por nadie y él es un chico que es borde con todos, pero lo es simplemente porque no se da cuenta de que lo está siendo. Eso hace que en su relación haya siempre muchos malos entendidos y peleas de por medio, porque en realidad los dos protagonistas no llegan a comunicarse ni a entender lo que siente el otro. . Todo ello produce un montón de situaciones surrealistas y estrambóticas tanto fuera como dentro del colegio.
Creo que mi principal problema con el manga ha sido que no me ha gustado la relación de los dos protagonistas y su modo de tratarse. Los dos son muy bordes y tienen unas salidas de tono que me han dejado bastante fría e incómoda. De hecho, la mayoría de situaciones cómicas giran en torno a esto y, de algún modo me ha resultado molesto que hubiese tanta violencia implícita de por medio.
Tampoco me ha parecido que la química entre los dos fuera real y la evolución de la relación me parece precipitada y forzada. No puedo creerme que una persona tan fría como Mizutani empiece a sentir algo por Yoshida casi de repente después de que él se le confiese.
Otra cosa que le he echado en falta son unos secundarios que enganchases y aliviasen un poco la carga que suponen los dos protagonistas, pero lo cierto es que ninguno llamó especialmente la aención y, pensando en ello (ahora que ha pasado prácticamente un mes desde que leí el tomo), no me acuerdo de ninguno.



EL MUNDO DE MILO, Richard Marazano


Poco que decir de este cómic autoconclusivo, más allá de que me ha decepcionado mucho.
Milo es un niño que vive solo porque su padre siempre anda ocupado con su trabajo. Sus tres tías abuelas le echan un ojo y le llevan la comida cuando su padre está fuera. Un día Milo pesca un pez dorado en el lago y eso hace que empiece una aventura de lo más extraña que lo arrastrará al mundo que se esconde más allá del lago, en compañía de una chica-ladrona y del pez dorado. Allí descubrirá que hay un malo malísimo que por alguna razón le desea todo el mal posible y contra el que tendrá que luchar para salvar el mundo.
Se trata de un cómic con un dibujo precioso y con una historia muy entretenida… pero que no aporta nada nuevo y tiene un fuerte regusto a Ghibli. De hecho, ni siquiera consiguió engancharme y tuve que forzarme a terminar la historia porque no sentía ningún aliciente en saber lo que ocurriría a continuación. Los personajes flojean, la historia parece un refrito de miles de historias anteriores y ni siquiera el diseño de personajes me ha resultado nada original. Una verdadera lástima, porque el dibujo está muy cuidado.



PÁJARO QUE TRINA NO VUELA VOL. 1, Kou Yoneda


Kou Yoneda es una de mis mangaka de BL (yaoi) favorita, tanto por las historias que escribe como por su estilo de dibujo (muy realista y cuidado). Es cierto que Pájaro que trina no vuela no es mi manga preferido de los que tiene (hay algunos detalles de este manga que me siguen echando un poco para atrás y me parecen muy extremos), pero en cuanto me enteré de que iban a sacar una de sus obras en castellano me faltó tiempo para comprármela, en compensación por todo lo que he leído de ella de extranjis. Aun así tengo que decir que leída en castellano, Pájaro… me está gustando más que en inglés. Quizás es que así puedo captar más los matices (mi inglés no es muy bueno) o que al conocer ya un poco toda la trama y lo que va a ocurrir puedo centrarme en todo lo que rodea a los dos protagonistas, más allá de su relación .
A ver, no nos engañemos, esto es un yaoi en toda regla. Aquí la trama se centra en la relación de la pareja protagonista, y el sexo tiene mucha (muchísima) importancia. Pero el manga no se limita a dar excusas para las escenas de cama gratuitas sino que monta una trama interesante alrededor de los dos protagonistas, hablándonos de los trapicheos de la Yakuza y también del pasado de ambos protagonistas y de cómo han acabado dónde han acabado. Que, además, son unos personajes muy peculiares y bien definidos que enseguida se hacen cercanos.
Yashiro es un cabecilla de la Yakuza, pero no uno cualquiera, sino uno que, además de ser gay, es masoquista. Todos en el mundillo le conocen y su reputación de amante insaciable le precede allá donde va y entre sus subordinados. Cuando el expolicía Domeki entra a trabajar como su guardaespaldas, Yashiro no puede evitar fijarse en él, a pesar de su norma autoimpuesta de no tener rollos con sus subordinados. Además, Domeki también parece interesado en Yashiro, y lo trata con un respeto y una devoción que van más allá de lo profesional. Pero los acontecimientos dan un giro inesperado cuando Yashiro descubre que Domeki es impotente por un trauma del pasado. Eso, lejos de minar el interés que Yashiro siente por Domeki, hará que se acerque más a él e insista en reducir cada vez más la distancia que los separa. El manga nos habla de dos personajes torturados por su pasado, que de repente se encuentran y se gustan, pero que no pueden estar juntos porque los separa un mundo entero, además de todo el pasado que llevan a la espalda. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada